logotipo nómadas fiscales

Ley Beckham en España: ventajas y requisitos

CONTENIDO DEL ARTÍCULO

Ley Beckham en España

Tanto si eres nacional de otro país planteándote vivir en España como si eres español y llevas más de 5 años fuera del país… 

¡La Ley Beckham puede ser tu gran aliada!

Y es que desde 2023, gracias a la Ley de Startups, España ha comenzado a ser una sólida opción para aquellos que buscan ventajas fiscales en Europa.

Los cambios favorables en la Ley Beckham (que analizamos en este artículo) han resultado en una paradójica situación que combina la llegada a España de interesados en beneficios fiscales con la salida de los residentes que huyen de la alta presión fiscal.

En la actualidad solo 9000 personas se benefician de la Ley Beckham en España, es por ello que vamos a dedicar estas líneas a informar sobre las ventajas de un programa que podría ser el perfecto sucesor del famoso NHR de Portugal.

 ¿Qué ventajas tiene la Ley Beckham en España?

Son muchos los que, por su calidad de vida, se plantean residir en Europa en general y en España en particular.

No obstante, la alta presión fiscal del país actúa desde hace años como repelente natural de las inversiones, grandes patrimonios y talento.

Un hecho que parece cambiar radicalmente con las mejoras y facilidades introducidas al régimen de impatriados (Ley Beckham), que desde 2023 ofrece las siguientes ventajas:

  • 6 años de beneficios fiscales (año de llegada + 5 ejercicios fiscales posteriores)
  • Exención total de impuestos a las ganancias de capital y dividendos obtenidos fuera de España.
  • Sin condiciones de remitencia (Las exenciones se aplican incluso si los ingresos se introducen al país)
  • Exención del impuesto al patrimonio sobre los activos extranjeros.
  • Exención de la declaración del patrimonio extranjero mediante el modelo 720.
  • IRPF en tarifa plana del 24% hasta 600.000€ y 47% para ingresos superiores.
  • Extensión de los beneficios fiscales al cónyuge e hijos menores de 25 años.
  • No aplicación de las CFC Rules estando bajo este régimen.
  • Todos los años de residencia en España bajo la Ley Beckham computan para adquirir la nacionalidad.

Desventajas de la Ley Beckham

Aunque las desventajas del régimen especial de impatriados (Ley Beckham) son menores en comparación a sus ventajas, merece la pena conocerlas:

  • A pesar de ser considerado residente fiscal español, no tendrás acceso a los convenios de doble imposición de España. 
  • Debes tener en cuenta las cotizaciones a la Seguridad Social por tu trabajo desarrollado en el país, ya que no estarás exento de ellas. De existir convenio será posible mantener la Seguridad Social en tu país de origen.
  • No podrás disfrutar de mínimo exento de impuestos o deducciones de gastos como la cuota de la seguridad social, al tributar como no residente.
  • Los años en España bajo la Ley Beckham computan igualmente a efectos de exit tax.
  • Sin contrato de trabajo (como autónomo) solo es posible acceder a la Ley Beckham siendo aprobado por ENISA o como profesional altamente cualificado que preste servicios a empresas emergentes. A continuación en este artículo explicamos cómo funcionan estas vías a la Ley Beckham.

Es por motivos como el exit tax o la doble imposición que conveniene revisar tu situación con un profesional para evaluar cómo el régimen fiscal afectará a tu estrategia fiscal global.

nómadas fiscales españa ley beckham

¿Qué requisitos tiene la Ley Beckham en España?

Puedes solicitar la Ley Beckham si durante al menos 5 ejercicios fiscales (años completos) no has sido residente fiscal en España.

Esto último independientemente de tu nacionalidad.

Queremos hacer especial hincapié en un requisito fundamental que, por ignorancia, muchos pierden el derecho a solicitar este régimen fiscal:

SOLO SE PUEDE APLICAR DURANTE LOS 6 PRIMEROS MESES DE RESIDENCIA 

En caso de llevar más de 6 meses residiendo y dado de alta en la Seguridad Social perderás el derecho a aplicar, por lo que debes planificarte y actuar con rapidez.

Teniendo claros estos 2 requisitos, podemos explorar las cinco vías que permiten solicitar la Ley Beckham:

Contrato de trabajo en España

La Ley Beckham estará disponible para aquellos que muevan su residencia a España por el motivo de un contrato de trabajo, exceptuando atletas.

Es válido el traslado por nuevo contrato para una entidad española o por ser enviado a prestar servicios en España por parte de una entidad extranjera.

Visado de nómada digital en España

El visado de teletrabajadores de carácter nacional (conocido como visado de nómada digital) permite a ciudadanos no europeos residir y desarrollar su profesión utilizando medios digitales o de comunicación, con el requisito de que los ingresos de empresas españolas sean menores al 20% (es decir, teniendo clientes internacionales)

Se trata de la vía migratoria más recomendables para acceder a la residencia en España en el caso de los ciudadanos no comunitarios (de fuera de la UE).

Una ventaja adicional es que, aunque la duración del permiso es de 1 año, puede solicitarse su renovación indefinidamente.

Administrador de una sociedad en España

Esta vía se ha visto favorecida por los recientes cambios en la Ley Beckham, ya que ahora se permite que el solicitante incorpore su empresa en España y ejerza como administrador de la misma (con alguna excepción para sociedades patrimoniales).

El contrato como administrador es la opción favorita para aquellos ciudadanos europeos que deseen trasladarse a España aplicando a la Ley Beckham.

Desarrollo de actividad como profesional cualificado

También es posible calificar en el caso de ser realizar una actividad económica como profesional altamente cualificado que preste servicios a empresas emergentes, o llevando a cabo actividades de investigación, formación, innovación y desarrollo.

Para ello es fundamental que los rendimientos de estas actividades representen como mínimo un 40% del total de las rentas del trabajo personal y rendimientos empresariales.

Desarrollo de actividad calificada como emprendedora

Finalmente se puede calificar mediante un modelo de negocio que obtenga la calificación de emprendedor con un informe favorable de ENISA (Empresa Nacional de Innovación).

Cómo solicitar la Ley Beckham

Lo más importante es evaluar si la Ley Beckham te interesa y planificar con anterioridad por qué vía aplicarás a ella.

Una vez resueltas estas incógnitas el trámite no es complejo:

  1. Deberás hacerte con un NIE (Número de Identificación de Extranjero) que será tu número de identificación para trámites y a efectos fiscales.
  2. Modelo 149. Mediante este modelo se solicitará la Ley Beckham (recuerda hacerlo antes de los 6 meses de alta en la Seguridad Social).
  3. Justificante de Hacienda. Si todo va bien presentando la documentación en función a la vía elegida, recibirás un justificante de tu status bajo el régimen fiscal especial por parte de la Agencia Tributaria.
  4.  Modelo 151. Finalmente declararás mediante el modelo 151 indicando acogerte al régimen especial de impatriados.

Opinión sobre la Ley Beckham en España

La Ley Beckham representa una de las pocas ventajas fiscales sustanciales en territorio español.

Podemos generalizar que, si percibes rentas del trabajo superiores a 50.000€ anuales, este régimen  te interesa. Y por supuesto es una opción muy sólida para perfiles que reciben rentas extranjeras del capital.

Es cierto que tras la pérdida del régimen NHR en Portugal y la mejora mediante la Ley de Startups, la Ley Beckham es un buen sustituto para aquellos que busquen unos años (6 exactamente) de alivio fiscal en una residencia de Europa.

De hecho, la Ley Beckham abre la puerta a grandes ahorros fiscales sobre ganancias de capital. 

Por ejemplo, si eres dueño de una compañía que ha adquirido un gran valor y te planteas la venta, una reubicación en España con este régimen podría dejarte hacer cash-out libre de impuestos (siempre que no haya exit tax de por medio).

Sin embargo, si tenemos que opinar comparando oportunidades fiscales en Europa seguimos considerando que la mejor de todas es la que encontramos en Chipre.

El régimen non-dom chipriota se sigue imponiendo por sus nada más y nada menos que 17 años de dividendos al 2,65%, ganancias de capital inexistentes, 0% sucesiones y donaciones, 0% patrimonio y máximo 12,5% de Impuesto de Sociedades.

Si quieres solicitar la Ley Beckham en España o deseas recibir un análisis al completo de tu situación y conocer tus mejores opciones, solo tienes que hacernos llegar tu caso y qué necesitas mediante el formulario a continuación

Solicita información

La Ley Beckham es un régimen fiscal especial en España que ofrece beneficios fiscales a extranjeros que trasladan su residencia al país.

Desde 2023, gracias a la Ley de Startups, se han mejorado sus condiciones, permitiendo exenciones fiscales significativas y tasas reducidas de IRPF, haciendo de España una opción atractiva para nómadas fiscales y expatriados.

Los beneficios incluyen:

  • Exención de impuestos a las ganancias de capital y dividendos obtenidos fuera de España.
  • IRPF a una tasa plana del 24% hasta 600,000€ y 47% para ingresos superiores.
  • Exención del impuesto al patrimonio sobre activos extranjeros.
  • Beneficios extendidos al cónyuge e hijos menores de 25 años.
  • No aplicación de las CFC Rules y cómputo de los años de residencia para adquirir la nacionalidad española.

Para aplicar, es necesario no haber sido residente fiscal en España durante al menos 5 años completos.

Además, es fundamental solicitar este régimen dentro de los primeros 6 meses de residencia en España.

Las vías para aplicar incluyen tener un contrato de trabajo en España, un visado de nómada digital, ser administrador de una sociedad, ser un profesional cualificado o desarrollar una actividad emprendedora.

Aunque las ventajas son numerosas, existen algunas desventajas como:

  • No acceso a los convenios de doble imposición de España.
  • Obligación de cotizar a la Seguridad Social española.
  • No se puede disfrutar de ciertas deducciones fiscales ni de mínimos exentos de impuestos.
  • Los años en España bajo este régimen computan a efectos del exit tax.

El proceso implica:

  • Obtener un NIE (Número de Identificación de Extranjero).
  • Presentar el Modelo 149 para solicitar la Ley Beckham dentro de los primeros 6 meses de alta en la Seguridad Social.
  • Recibir un justificante de la Agencia Tributaria confirmando el status bajo el régimen especial.
  • Declarar mediante el Modelo 151 acogiendo al régimen de impatriados.

Este régimen ofrece beneficios para quienes perciben rentas del trabajo superiores a 50,000€ anuales u obtienen ingresos del capital en el extranjero.

Es una excelente opción para aquellos que buscan alivio fiscal durante 6 años en Europa, especialmente tras la mejora del régimen mediante la Ley de Startups en 2023.

No obstante, es recomendable evaluar la situación con un profesional para asegurarse de que se ajuste a la estrategia fiscal personal.

Aquí comienza tu libertad fiscal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

¡Hemos recibido tu mensaje!

Te contactaremos vía email lo antes posible.

logotipo nómadas fiscales
× ¡Contáctanos!